Números anteriores

Av. Juárez - Madero

Iniciamos en la modernizada Avenida Juárez y la Alameda Central con sus fuentes y estatuas de enorme belleza. La entrada de Madero nos muestra dos importantes ejemplos de la arquitectura mexicana de todas las épocas; el funcionalismo de la torre Latino Americana y el barroco del palacio conocido como “la casa de los Azulejos”. La calle de Madero ha sido, desde sus inicios, una de las calles más características de la ciudad de México. Caminar por esta histórica calle nos permitirá disfrutar de hermosos palacios, tiendas tradicionales e importantes
museos. No olvide visitar la Iglesia Profesa ya que cuenta con uno de los altares neoclásicos más bellos de México, obra del Arq. Manuel Tolsá.

La Alameda Central
Es el paseo más antiguo de la Ciudad de México, ya que desde 1592 el gobierno virreinal decidió que los habitantes necesitaban un área de recreación. En su origen fueron plantados álamos que más tarde fueron sustituidos por sauces y fresnos. Pocos jardines de la ciudad encierran tanta historia entre vetusos árboles, fuentes, esculturas, andadores y jardines que se niegan a sucumbir al
paso del tiempo.

Iglesia del ex convento de Corpus Christi
Este convento fue fundado para que en él profesaran las hijas de indígenas nobles de la Nueva España. La primera piedra se colocó el 12 de septiembre de 1720, habiéndose contratado para la obra al arquitecto Pedro de Arrieta.
En 2004, se encontró en su interior el corazón de Don Baltasar de Zúñiga, LII Virrey de la Nueva España.

Hemiciclo a Juárez
Este monumento se erigió en 1910. Fue dedicado a Don Benito Juárez con motivo de la celebración del Primer Centenario de la Independencia de México. El proyecto
es obra del Arquitecto Guillermo Heredia.

Palacio de Bellas Artes
Fue proyectado por el arquitecto italiano Adamo Boari, su construcción se inició en 1904 y fue concluído en 1934. Su telón fue fabricado en Estados Unidos por la Casa Tiffany de Nueva York y está elaborado con más de un millón de piezas de vidrio de colores que forman un gran paisaje con el Popocatepetl y el Iztaccihuatl.

Torre Latinoamericana
Su construcción se inicia en 1950 y se concluye en 1956, es de estilo funcionalista, cuenta con 44 pisos y un mirador en la parte superior. Fué durante varias décadas el edificio más alto de la Ciudad de México.

Casa de los Azulejos
El Palacio de la Marquesa del Valle de Orizaba se construyó en el siglo XVIII, sus fachadas recubiertas de bellos azulejos muestran la influencia que tuvo la arquitectura poblana en la ciudad de México. En la escalera se encuentra un mural de José Clemente Orozco denominado “Omnisciencia”.

Iglesia de la Profesa
Este templo es obra del arquitecto Pedro de Arrieta. A finales del siglo XVIII su interior fué totalmente modificado por el arquitecto Manuel Tolsá. El altar principal está considerado como uno de los mejores altares neoclásicos de
México.

Joyería la Esmeralda
Este inmueble fue construido en 1892 para albergar a la joyería más exclusiva y elegante de la ciudad de México. Actualmente es sede del Museo del Estanquillo.

Palacio de Iturbide
Este palacio fue construido en el año de 1779 por el arquitecto Francisco Guerrero y Torres. Consumada la Independencia de México, se alojó en él el primer emperador de México: Don Agustín de Iturbide, por lo que es conocido como el Palacio de Iturbide. Actualmente es el Museo Palacio Cultural Banamex.