Iglesia de San Fernando

niceLa organización monástica de los religiosos fernandinos de México, tuvo su origen en la misión que salió de Cádiz el 4 de marzo de 1683, compuesta por veintidós religiosos encabezados por Fray Antonio Linaz, que desembarcó en Veracruz el día 30 de mayo de ese mismo año, pasando a Querétaro en donde se posesionaron del convento de la Santa Cruz, para fundar el colegio de Propaganda Fide, el primero que se estableció en las Indias por Bula del Pontífice Inocencio XI, el 10 de julio de 1682.

Años después, en 1730, ocho misioneros de aquel colegio arribaron a la ciudad de México en el ejercicio de su cargo, y fue entonces, cuando el comisario general Fray Fernando Alonso González les ordenó buscaran sitio para establecer un hospicio, cosa que llevaron a cabo en la ermita que les ofreció el bachiller Juan francisco Domínguez, y que estaba situada en la esquina de las antiguas calles Primera y Cerrada de Necatitlán, durando solamente tres meses, por haberse trasladado a un lugar mejor acondicionado, cerca de la iglesia de San Hipólito,con casa amplia y huerta extensa, que compraron con el producto de limosnas a Don Agustín de Oliva.

Concedida la licencia del entonces virrey Marqués de Casa Fuerte para la fábrica del hospicio, y de su Ilustrísima el arzobispo don Juan Antonio Vizarrón para construir la iglesia, se puso, inmediatamente, manos a la obra, instalándose en su nueva casa el 29 de abril de 1731, convirtiendo el hospicio en Colegio Apostólico de San Fernando en memoria del rey don Fernando VI, habilitando de momento, como capilla, una pieza que fue dedicada por el obispo don Ignacio Castorena y Ursúa el 30 de mayo del mismo año.

vfkjfkdjjkdjfkkf

Con un legado de veinte mil pesos que hizo don José de Torres, Arcediano de la Santa Iglesia Catedral, dio inicio la construcción del edificio e iglesia, colocándose la primera piedra el 11 de octubre de 1735, por mano de don Martín Elizacochea.

Se terminó y bendijo en la tarde del 19 de abril de 1755, haciéndose la dedicación al día siguiente, con la asistencia del arzobispo don Manuel Rubio y Salinas y del virrey Conde de Revillagigedo.

fkkfEl notable colegio tuvo varios bienhechores, contándose entre ellos, el primer Conde de Regla, quien regaló para la pronta terminación del convento la suma de 41,993 pesos, costeando a la vez la hechura del altar mayor y el órgano de la iglesia.

El templo que aún queda en pie, es de una nave, amplia y hermosa fábrica; al igual que en muchas iglesias, los primitivos altares de estilo churrigueresco, fue-ron cambiados por otros del estilo arquitectónico de moda en ese momento.

Magníficas pinturas que adornaban los claustros desaparecieron cuando la exclaustración, sin embargo, todavía exsisten algunas muy notables en las capillas y coro de la iglesia.

Hijos eminentes tuvo ese colegio, entre otros, los RR. PP. Antonio de los Ángeles Bustamante, Francisco Casañas (martirizado en Nuevo México) y el señor Urtiaga que fuera nombrado obispo de Puerto Rico, también formaron parte de este colegio Fray Junípero Serra y Francisco Palou, misioneros insignes que fundaron San Diego y San Francisco California, en donde introdujeron el nuevo estilo arquitectónico que hoy conocemos con el nombre de Misión que claramente podemos admirar en las misiones de la Sierra Gorda de Querétaro que fueran fundadas por estos notables misioneros en su camino hacia el norte de la República.

kkgEn 1860, con las leyes de Reforma, la orden de los fernandinos fue suprimida, dividiéndose el convento en lotes que se adjudicaron a particulares, y en septiembre de 1862 se abrió la calle principal de la Colonia de Guerrero (eje de Guerrero), quedando tan sólo de aquella santa mansión, la iglesia y el cementerio, donde descansan los restos de personajes ilustres como Don Benito Juárez García y su esposa Doña Margarita Maza de Juárez, el General Ignacio Comonfort y Miguel Lerdo de Tejada entre otros muchos. A partir del 31 de mayo del 2006 este antiguo panteón fue convertido en un novedoso museo de sitio.

gmlgkLa iglesia, original del siglo XVIII, muestra una hermosa fachada de estilo barroco que, según se dice, tardó 20 años en ser terminada, con arcos de medio punto y dos columnas de estilo dórico en cada uno de sus lados. La iglesia de estilo barroco moderado se conserva en magníficas condiciones.

Las cenizas de dos virreyes muy queridos reposan en la iglesia; las de don Matías y don Bernardo Gálvez, padre e hijo, fallecidos en México el 3 y 30 de noviembre de 1784 y 1786 respectivamente. Además, conserva en su interior una reproducción, al tamaño natural, de la “Sábana Santa” o “Santa Sindone”, venerada en la Catedral de Turín, Italia, desde 1578.

Lo que fue el atrio de la iglesia se convirtió en jardín y se colocó sobre un pedestal, una estatua de bronce de Vicente Guerrero y desde 1870, se le conoce como Plaza Guerrero…

El actual templo de San Fernando es de tres naves en el testero y de una sola en el cuerpo del edificio y tras la Leyes de Reforma se causaron mutilación y desaparición de diversos elementos de decoración.

gkg gkgkkg
kfkf