EDIFICIO DE LA LOTERÍA NACIONAL PARA LA ASISTENCIA PÚBLICA “Edificio Moro”

lotrjPor: Guadalupe Gómez Collada

Ubicado al inicio del Paseo de la Reforma, este inmueble es considerado uno de los íconos arquitectónicos de la ciudad de México, además de que da carácter y unidad al conjunto de la Plaza de la República ya que, tanto el monumento a la Revolución como el edificio que alberga a la Lotería Nacional, coinciden en estilo arquitectónico, Art Deco, y época de construcción, principios del siglo XX.

Este inmueble también es conocido con el sobrenombre de “Edificio Moro”, debido a que se trata de una reminiscencia del pabellón Morisco que el Ingeniero Ramón Ibarrola construyó para ser exhibido en el Pabellón de México en la Exposición Universal de 1884–1885 en Paris y en la Feria de San Luis Missouri en 1902 mismo que al traerse a México y ser colocado en la Alameda Central se decidió que sería para que ahí se realizaran los sorteos de la Lotería de Beneficencia.

lotLa construcción del edificio inició en el año de 1933 y finalizó en 1946, desde sus inicios se buscó incluir en el interior todas las funciones de este organismo gubernamental, hasta la fecha, cuenta con la tradicional sala de sorteos en la cual, en 1950, fue instalado el primer estudio de televisión, también cuenta con las ventanillas de cobro de boletos ganadores, las cuales muestran un diseño que sigue la corriente original del Art Deco, todo el resto del inmueble alberga las oficinas de esta institución.

La forma del edificio evoca a la de un abanico de la cual, en la parte media, surge la torre de oficinas de 13 niveles. Fue construido sobre una estructura de acero y concreto, además de elementos en bronce y otros materiales, los cuales conforman un diseño acorde con las corrientes arquitectónicas internacionales de la época.

Este inmueble que por sus 85 metros de altura, fuera considerado al momento de su construcción un moderno rascacielos, fue sometido, en la década de 1990, a una penosa y mal llamada “remodelación”, con la justificación de que debía -adaptarse a la imagen de los modernos edificios de la Avenida Paseo de la Reforma-. Esta modificación, porque realmente el inmueble se encontraba en magníficas condiciones, provocó que la elegancia, originalidad y sofisticación propias de su diseño, fuera sustituida por vulgares fachadas de cristal espejo.

Afortunadamente el buen gusto y criterio de quien dirige en la actualidad esta centenaria institución, fueron determinantes para regresarle a este importante inmueble las características originales que lo llevaron a ser considerado, desde su construcción, uno de las más hermosos y claros ejemplos del Art Deco mexicano.

loteieiA mediados del año pasado fue inaugurado un mural ubicado en el vestíbulo del inmueble llamado “El Juego de la Fortuna”, obra del artista mexicano Ariosto Otero quien explica que en su obra buscó “resumir la historia de nuestro país, contar anécdotas, vida, alegría, tristeza, los sufrimientos de nuestro país, que reflejaran la historia de la Lotería y los juegos de azar”.

El Mural se ubica sobre una superficie interrumpida por puertas, ventanas, columnas con diferentes formas arquitectónicas, que dan forma al vestíbulo art decó del Edificio Moro, predomina en un 75% el color dorado, curiosamente podría pensarse que esto se debe a que el color dorado es considerado el color de la fortuna, sin embargo, la verdadera razón es que este color es uno de los colores característicos del estilo Deco, presente en los todos los detalles del vestíbulo.

Con estas acertadas decisiones la ciudad recuperó uno de sus más bellos inmuebles y ganó un importante mural que vale mucho la pena visitar; en una de esas se nos antoja comprar un “cachito” y, con suerte, haremos una segunda visita pero esta vez… ¡para cobrar un premio!.

 

Última actualización el Lunes, 11 de Julio de 2011 17:43