Colección Pictórica del Banco Nacional de México, 125 años, 125 obras

Dentro del marco de la conmemoración de su aniversario 125, el Banco Nacional de México, a través de Fomento Cultural Banamex, A. C., presenta la exposición Colección pictórica del Banco Nacional de México. 125 años. 125 obras. En ella, el visitante podrá apreciar el amplio panorama de la pintura en nuestro país, ya que la selección comienza con destacadas obras del periodo virreinal, continúa con una galería de las creaciones decimonónicas y concluye con piezas espléndidas del siglo XX.

Desde su fundación, el Banco Nacional de México se vinculó con el ámbito social y cultural del país. Ejemplo de ello es la formación del conjunto de obras de arte que ha conservado y difundido con una actitud comprometida. El objetivo de preservar el patrimonio artístico e histórico llevó a la Institución a rescatar, repatriar y resguardar tesoros culturales que tal vez habrían tenido un destino diferente. La colección pictórica es un verdadero referente del arte y la riqueza de nuestro país; más allá de la espectacularidad de las obras y los autores que la componen, el cúmulo de piezas permite al espectador recorrer un vasto horizonte artístico de cinco siglos.

Dividida cronológicamente, la muestra arranca con la producción novohispana, la cual se compone de piezas con temas religiosos e históricos, retratos y cuadros de “castas”. Los artistas que destacan en el conjunto son Juan Correa y Cristóbal de Villalpando, considerados los pintores barrocos por excelencia. La producción artística de los tres siglos del virreinato está ricamente representada en la colección no sólo por la calidad de los artistas, sino por la variedad de los formatos de las obras, entre las que destacan los biombos.

Las obras pertenecientes al siglo XIX cumplen una vocación nacionalista, particular sello de la colección. Y es que esa centuria fue testigo de la mezcla de gustos y temas de los mexicanos. Así, los cuadros con escenas del campo fueron de la mano de los retratos academicistas de Pelegrín Clavé y Juan Cordero. Los viajeros extranjeros plasmaron su fascinación por el paisaje y por los tipos mexicanos en pinturas naturalistas: Daniel Thomas Egerton, Édouard Pingret, Johann Moritz Rugendas, entre otros, dejaron destacados testimonios. De igual manera, maestros como Eugenio Landesio, junto con los artistas nacionales, evocaron esos tiempos a través de las obras de paisajes, escenas costumbristas, tipos populares y bodegones, los cuales ayudaron a construir la identidad nacional.

Con José María Velasco finaliza el siglo XIX y comienza el XX. Este maestro trasmitió su sentir por lo mexicano a quienes serían destacados artistas del nuevo siglo. Así, los pintores de la primera mitad de la centuria retrataron, bajo esa influencia, los cambios y expectativas del México posrevolucionario. La configuración de un nuevo modo de hacer y de ver los acontecimientos a través de las nacientes técnicas plásticas y de las corrientes de vanguardia abrió paso, con la misma vena nacionalista, a la llamada Escuela Mexicana de Pintura: Gerardo Murillo (Dr. Atl), Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Julio Castellanos, Roberto Montenegro, Jorge González Camarena, por mencionar algunos, tendrán como tema común la Revolución, el México indígena y las fiestas populares.

Con el paso de los años llegó lo nuevo: lo figurativo, lo surrealista, lo geométrico, lo abstracto, representado por artistas como Frida Kahlo, Rufino Tamayo, Alfonso Michel, Leonora Carrington, Rodolfo Nieto, Gunther Gerzso, Francisco Toledo y Rodolfo Morales, entre otros. Del mismo modo, nuevas generaciones con temas y mensajes inéditos con los hermanos Castro Leñero, Irma Palacios y Sergio Hernández, por citar algunos, lograron una renovación en el arte mexicano con alcances internacionales.

Así pues, la exhibición Colección pictórica del Banco Nacional de México. 125 años, 125 obras permitirá al visitante reencontrarse con su pasado a través de las obras novohispanas que, como dijo José Bernardo Couto, constituyeron la primera escuela mexicana de pintura; entender la fragua del nacionalismo decimonónico con la consolidación de la Academia de San Carlos; y finalmente aspirar al desarrollo de las artes abrevando de la producción del siglo XX, que aún tiene mucho que enseñar a las nuevas generaciones.

Es una gran satisfacción para el Banco Nacional de México compartir con el público visitante su festejo por 125 años de ininterrumpida labor financiera, a través de esta muestra, que sin duda alguna es una espléndida ventana a la evolución de la pintura mexicana.

PALACIO DE CULTURA BANAMEX
(Palacio de Iturbide)
Madero No. 17
Tel: 12 26 00 33
JUNIO A AGOSTO DE 2009